jueves, diciembre 07, 2006

Pies de barro de la bonanza latinoamericana?

Continuando un artículo previo, quisiera tomar otro aspecto del Encuentro Empresarial efectuado en Chile en noviembre.
Las respuestas ambiguas de varios de los participantes provinientes de Argentina, deben verse en el contexto de los claroscuros latinoamericanos. Una declaración del ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) Kenneth Rogoff, actual profesor de la Universidad de Harvard, pone límites al alcance de los cambios y mejoras en el continente, en la medida que las commodities en que se basa el crecimiento, alcancen un punto de inflexión:
Rogoff advirtió que "es preocupante" la tendencia al populismo en América latina. "La distribución del ingreso es un problema profundo en la región, pero si sólo se va hacia una situación de gobiernos izquierdistas radicales de la noche a la mañana se podrá crecer temporalmente, pero es una receta de largo plazo para el desastre."
En ese contexto, el economista no sólo es pesimista sobre la Argentina. "No tengo ninguna duda de que Venezuela sufrirá un gran colapso cuando caiga el precio del petróleo y no sea capaz de controlar lo que venga. Ambos países (por la Argentina también) están bien ahora, pero sus fundamentos son muy débiles."
Sobre Argentina en particular:
El ciclo de precios altos de las materias primas es uno de los factores que están impulsando el crecimiento argentino, y analistas consideran que la incorporación de cientos de millones de asiáticos a la clase media asegura un aumento de la demanda de alimentos a largo plazo. El debate radica en si las políticas del gobierno de Néstor Kirchner contribuyen al desarrollo, más allá de esta expansión.
Sin embargo, Rogoff hace una salvedad, basada en principios, pero poco sustentada en sus propias afirmaciones:
Para Rogoff, el modelo es Chile. "Obviamente no se lo puede mezclar con el resto de la región en términos de crecimiento, gobernabilidad, sistema financiero "
Es necesario tener presente que Chile, pese a sus buenos argumentos en otros aspectos, también depende básicamente de un commodity, el cobre, que está en el pico más alto de su valor de cambio. Para todos vale la advertencia, y se salvará quien mejor entienda el momento.

No hay comentarios: