sábado, febrero 27, 2010

Esperando noticias de Santiago...

Ha pasado prácticamente todo el día, y no tengo todavía noticias de colegas y amigos en Santiago. Cuando todos esperaban un megaterremoto en el norte, entre Antofagasta e Iquique, de pronto ha sido en Concepción, en el centro-sur. Las primeras noticias son algo alentadoras, si más de doscientas víctimas pueden serlo: Santiago, sometida a siete grados en la escala de Ritcher, en general ha aguantado. Pero todavía no tengo noticias directas: Diego, Sergio, Santiago, y tantos otros viejos conocidos, espero que hayan salido con fortuna de esta catástrofe. He visto una cámara fija mostrando una habitación, y es por mucho el terremoto más violento que haya visto.
Mas temprano, hoy, Libardo Buitrago comentó así su experiencia personal:
Dormía, y en la habitación del lado mis padres, que han llegado de Colombia a visitarme. Estábamos en el edificio Atalaya II, en el Condominio Santa María del Mar, ubicado en la Comuna de Santo Domingo, V Región. Lo que empezó con un primer remezón y nos despertó, subió de intensidad y el edificio literalmente dada saltos, eso si, en nuestra percepción norte-sur.

El ruido brutal e indescriptible, nos llevó a buscar a mis papás. Ellos que en su vida habían sentido temblores han vivido una experiencia que me es dificil explicar. Yo sumo mi segundo gran terremoto, el primero de ellos el 3 de marzo de 1985, con epicentro en Llo Lleo, curiosamente muy cerca de dónde estábamos.

Los segundos pasaban lentamente, el edificio crujia y en un momento supuse que estaba frente a un cataclismo. Miré por la ventana el mar, y estaba como su nombre Pacífico. Bajamos para tomar una posición léjos del alcance del mar, en caso de tsunami.

Desde entonces, se han sucedido innumerables réplicas. Tomé una decisión: regresar a Santiago y saber cómo estaba la casa. Los destrozos del departamento muchos, vidrios quebrados, adornos en el piso. Mis padres, en el auto pasaron muchas sacudidas en sitio seguro. Y ahí, a las 4:00 de la madrugada eran las radios A.M, de Argentina, Mitre, Continental, las que lanzaron la magnitud en sus boletines informativos. No me entraba ninguna señal de radio de Chile por el cerro donde estabamos. Nos movimos un poco, y ahí tomamos ya a Cooperativa, que nos ilustró de los 8,3 grados en la escala abierta Richter. Les comento que en la escala Mercalli que sentí fue de 9 grados.

Mis condolencias a los familiares de las personas que fallecieron y mucha fuerza, de esa que tiene el pueblo chileno para vencer y sobreponerse a la adversidad. Cuando escribo este comentario el número de víctimas fatales es de 122. Y las autoridades han reaccionado con todos los mecanismos para llevar alivio y tranquilidad. También acaba de hblar el Presidente Electo, y la Presidenta Bachelet está en terreno.

¿Qué es un terremoto?. La sensación que el mundo de se va a acabar en cámara lenta, a punta de salos, y unos ruidos indescriptibles. Millones de gracias a las voces solidarias que se han preocupado por Chile. Una réplica en el momento que escribo este texto me recuerda que solo hace horas estaba en la mitad de un terremoto.
En tres minutos, cuánto esfuerzo deshecho...
(Gracias a Mauricio Bertero por el esfuerzo que está haciendo en este momento desde La Serena...)

No hay comentarios: